El Triatleta Vegeta.

“Lo mejor es una buena comida” (Nacho Vidal)

Antes que nada aviso que yo no soy nutricionista ni experto en la materia, vamos, que no me tienes por qué hacer ni puto caso. Voy a hablar de mi experiencia personal, de mi primera etapa vegetariana, de la dieta paleo, los “cuatro venenos blancos de la alimentación” y de mi vuelta al vegetarianismo.

Si te vas a preparar un ironman tienes que comer muy bien, tienes que empezar a darle importancia a la comida si hasta ahora no lo has hecho. Lo que comas no se trata de que sea como la poción mágica de Asterix o las gommi-bayas de los osos Gummi (sí, soy del 80), se trata de que rindas más y recuperes mejor y por lo tanto los entrenamientos sean de mayor calidad. Es lo que hay, la clave para mejorar es entrenar.

Además de alimentación es muy importante la hidratación, hay que engrasar bien la maquinaria. Una mala hidratación es lesión segura y algún que otro chungo. Hidratarse no es sólo beber agua hasta reventar, hay que hidratarse con comida también como por ejemplo verduras y fruta y empezar a hacerlo días antes.

Preparándome para la maratón de Valencia empecé a ser vegetariano por motivos animalistas, vegetariano de humo, todo sea dicho, porque comía pescado. Por si no lo sabíais, Eneko Llanos lo es y otros ídolos como el mismísimo Dave Scott o Carl Lewis en sus días de gloria. Es totalmente compatible ser vegetariano y deportista, que no os cuenten películas. La verdad que me encontraba bastante bien, hacía los entrenos sin ningún problema y todo perfecto. Lo más curioso en esta etapa es que me hicieron pruebas y me quedé en un 5’4% de grasa corporal, desgrasado total vaya. La chica me repitió la prueba porque no se lo creía y nada, 5,4%. Me decía: “¡es que eres todo músculo!”. Dicho así suena bien pero seamos claros…músculo sin desarrollar, pero al fin y al cabo músculo oiga! Parecía un auténtico keniata, no penséis que estaba cachas.
image

Ahora, conseguir ese porcentaje en plan élite me dio subidón (por otro lado no es saludable y la grasa además es energía). También te digo que se puede ser vegetariano y ponerte gordo pilón. Vuelvo a lo de antes, lo importante es comer bien. Los deportistas de élite seguro que tienen a un nutricionista que le llevan la dieta, así cualquiera.
No puedo contar mucho más de esta etapa ya que me duró sólo cuatro meses pero no porque me encontrase mal; no os voy a aburrir con mis debates internos así que os diré que básicamente fue porque soy gentuza y volví a comer carne. También algo de culpa la tuvo que conocí a través de mi osteópata la dieta paleo o paleodieta.

¿Qué es la paleodieta? Si de primeras te suena a comer dinosaurios por ahí van los tiros pero para ahorrarme trabajo te pongo un enlace donde ya te lo explica muy bien, pincha aquí: Paleodieta

Yo, finalmente, en vez de hacer la paleodieta como tal me dediqué a comer mucha proteína animal y eliminar de mi dieta los llamados “cuatro venenos blancos de la alimentación”. Estos son: el azúcar refinado, sal refinada, harinas refinadas y lácteos. Algunos incluyen también el arroz refinado porque dicen aumenta los niveles de glucosa en la sangre de una forma brusca. Yo lo como. Tras quitarte los “venenos blancos” dejas de sentir cansancio, pesadez y te quedas en tu peso ideal. Todo lo que te sobra se va. De todos los casos que conozco que lo han llevado a cabo así ha sido. Os dejo otro enlace porque os repito que no soy nutricionista y así si os pasa algo el muerto que se lo carguen a otro. Pincha aquí.

Mi conclusión es la siguiente. Me ha funcionado comer más proteína (ya sea animal o vegetal) y menos hidratos y sobre todo lo que más he notado y me parece clave es eliminar totalmente el azúcar refinado. Fijaos cuando vayáis a comprar y veréis que no es tan sencillo porque TODO lleva azúcar. Las harinas refinadas he notado que te deshinchas y en mi caso me desaparecieron los dolores lumbares (ya me lo avisó mi osteópata). Sobre los lácteos personalmente no te sé decir si he notado cambios pero no tiene mucho sentido tomarlos y no lo hago, si acaso, queso de cabra u oveja alguna vez. Sí conozco casos como el de mi hermano que fue dejar los lácteos y le desapareció la alergia primaveral al polen. De usar sal, que no suelo, uso sal del Himalaya que se supone que es mejor para nuestro organismo.

La preparación del ironman la hice siguiendo estas pautas y me fue bastante bien. Sobre todo por no notar cansancio y recuperar rápido por lo que te ayuda a realizar perfectamente los exigentes entrenos de un ironman.

Hace meses he vuelto a ser vegetariano (esta vez de verdad) y he batido mi récord en 10k bajándolo más de un minuto.

_JMQ0977.jpg
10K de Aranjuez 2015

Así que lo tengo claro, lo que me hace mejorar en el deporte no es comer carne o ser vegetariano, es no comer “venenos” y sobre todo y lo más importante que estoy entrenando más que nunca. No hay otra, no hay milagros, os jodéis y a entrenar: “No pain, no gain”.

Este pasado 31 de diciembre, en la San Silvestre vallecana, quedó tercero el triatleta Borja Pérez Batet con un tiempo de 30´34´´ y es crudivegano. Una muestra más de que se puede vivir sin comer animales. Que cada uno haga lo que quiera, pero que se sepa. En el siguiente enlace, para los marujos y marujas, explico por qué soy vegetariano y el qué supone un cambio así en tu vida. Pincha aquí.

 

Anuncios

El Triatleta Que Lo Peta.

Os dejo este videoclip que he hecho con todo mi amor y mi humor para todos los triatletas del planeta. Espero que os guste y que no dejemos de petarlo nunca!!

Acompañantes de hierro.

“No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo.”

(Gabriel García Márquez)

Me imagino que llegas a este post después de haber leído “Sí, soy un finisher” y sino ya estáis tardando en ir a leerlo, no ya solo porque es una gran crónica, sino también para leer el otro punto de vista del ironman y que todo este post tenga más sentido! Allá vamos:

 Ay, los finishers!! Mucho se habla de las proezas de estos atletas… lo valientes y fuertes que son preparando y presentándose a un Ironman, y estoy totalmente de acuerdo, son increíbles! Pero… ¿quién se acuerda de las que les sufrimos apoyamos día a día? ¿Aquellas mujeres en la sombra que preguntan un viernes por la noche “¿a qué hora te levantas mañana? ¿Hoy no salimos no?” y recibe por respuesta “pues son 5 horas de bici y luego tengo que irme a currar, así que comeré algo rápido para engullir e irme. Y salir… es que me levantaré a las 06.00 para que no me pegue el calor…así que no puedo, pero si quieres sal tú!”.

Y ojo, mi chico me preguntó antes de apuntarse al que iba a ser su primer ironman si yo estaba de acuerdo, porque era consciente de que supone un trastoque familiar, y en todo momento ha contado con mi apoyo.

Han sido meses de cuidar la alimentación, las horas de sueño, de considerables gastos económicos, de viajes para realizar medios ironmans como parte del entrenamiento, todo ello con sus pros y sus contras. En todo momento me he sentido orgullosísisísima de él, pero también he pasado mis ratos preocupada por las salidas de bici por la carretera y echando de menos no tener más tiempo juntos.

Finalmente se iba acercando la fecha y los nervios afloraban… yo lo entiendo, también he tenido mis competiciones para las que te preparas meses y las semanas de antes desearías pasarlas en una urna de cristal para que nada te pase y llegar en plenas condiciones al día clave.

En nuestro caso Gerar se iba a estrenar por todo lo grande, en el Roth Challenge de Alemania, así que decidimos que nuestras vacaciones de verano fueran la ida y vuelta hacia allá en nuestra furgoneta, viendo todos los pueblos y ciudades que nos llamaran la atención por el camino (¿veis? hasta condiciona las vacaciones de todo el año… pero me han encantado!). La verdad es que me resultó difícil planificar la ruta, porque no quería que anduviera ni condujera mucho rato seguido por no cargar las piernas, y pese a todo alguna caminata excesiva nos cayó… pobre.

foto1Pero os cuento el día clave! Porque creo que puede ayudar a otras acompañantes que, como yo, quieran ver a sus atletas en los mejores puntos posibles y no cometer los errores que yo cometí.

Al viajar con la furgoneta y poder dormir en ella, la noche anterior nos quedamos en la zona habilitada para acampar de los deportistas (Camping + Parken en el mapa), al lado del canal donde nadaban, lo cual fue bastante cómodo para ahorrar tiempo y evitarnos el posible atasco que se forma.

Consejo nº 1 tomad nota: que preparen todo la noche de antes y salid con tiempo esa mañana, porque tiene que ser horrible llegar con nervios por estar en un atasco o por haber olvidado algo importante.

Nos levantamos a las 04:30, vamos a ver la salida de los profesionales, que la verdad es que es increíble, con tantísima gente, la música épica, sin evitar pensar que es el fin después de tantos meses de tortura (esto es mentira, por cierto, según terminan el primer ironman, en menos de 48 horas están pensando en el siguiente que harán).

Ayudé a Gerar con su preparación, tatuaje, neopreno, etc., no fuera a olvidarse de algo con los nervios…

foto2

Consejo nº 2 colocación para la salida del agua: despediros en la zona de entrada de los atletas (estrella en el mapa) e id hacia el canal por la línea que os dibujo hasta la cruz. Ahí podéis verles y hacer muy buenas fotos y vídeos justo a pie del canal.

Llega su hora de salida, mensajes de ánimo, besito y a darlo todo…

A darlo todo YO, que ahora empieza mi propia maratón!!!

Para hacer tiempo vuelvo al coche, desayuno y ya me coloco para verle pasar al salir con la bici. Llega la primera crisis cuando me dice un poli que ya no voy a poder mover el coche para salir del parking, así que podéis dejarlo al otro lado de la carretera por si acaso, pero la verdad es que al final habilitaron un carril para salir sin problemas y llegar a Roth yendo dirección Allersberg.

Consejo nº 3: Una vez que han salido con la bici lo suyo es ir andando o en bici hasta la cuesta de Solarer Berg, son 10-15 minutos andando, el ambiente es increíble y les ves cuando llevan unos 70 km, así que da tiempo de sobra a llegar, colocarse para hacer buenas fotos y disfrutar del momento.

Llegados a este punto, no sé por qué me quedo sin internet ni cobertura en el móvil cuando hasta ese momento me había funcionado perfectamente (tarjeta SIM española). Lo aviso porque si tenéis pensado seguirles a través de la web con su dorsal para saber por dónde van (algo súper útil para calcular los tiempos de que dispones y para saber si van bien o se han parado), busquéis alternativas como wifi o quizá una tarjeta SIM alemana (Consejo nº 4).

Una vez que hemos visto pasar a nuestro atleta, recomiendo volver dando un paseíto sin prisa hasta el parking de nuevo, donde les podemos volver a ver pasar antes de coger el coche en el km 83 aproximadamente (marcado con estellitas en el mapa). Es una pena no verles en más puntos, pero las carreteras están cortadas y es complicado moverse en coche, aunque mucha gente iba en bici de un lado a otro, puede que sea una buena opción a tener en cuenta.

foto3

Voy en coche dirección Allersberg hasta Roth y aquí cometí mi gran cagada… no me ubiqué bien en el mapa, yo quería verle pasar en el punto de la maratón en An Der Lände, donde se le ve pasar en el km 4 y en la media maratón, con tiempo suficiente de ir a meta con la calma. Y en lugar de aparcar allí mismo (hay hueco), aparqué a 3 km teniendo que andar por la cuneta de la carretera, cruzar la carretera sin paso de peatones ni nada… y luego volver, y pese a todo tener que mover el coche porque también estaba lejos de Roth… un desastre y una paliza. Así que Consejo nº 5: Estudiar el mapa con antelación e ir directos a la zona An Der Lände y tomaos una cerveza bien fresquita a mi salud por el tiempo que os he ahorrado caminando!

foto4

Recorrido de la carrera a pie y puntos donde es interesante ver a nuestros atletas:

foto5

Ojo, se podría verles pasar 3 veces en ese punto, pero ya irías pilladísimo para ver la meta, así que se recomienda verles en el km 4 y en el km 22 aproximadamente y ya ir hacia meta. Además, entre una vez que pase y la siguiente, te da tiempo de sobra a tomar algo y descansar, no hagas como yo que me colocaba con una hora de antelación para hacer La Foto y estuve al borde de la insolación! En estos momentos viene bien pensar que ellos están sufriendo más que nosotras… Aquí me vino genial tener ayuda desde España, donde sí podían hacerle seguimiento online, para que me avisaran de cuando le quedaba poco para pasar, porque una vez más me quedé sin internet en ese punto.

Ahora toca coger el coche y aparcar lo más cerca posible de la meta o de la T2 donde se recogen las bicis, para que nuestros pobres finishers no tengan que usar mucho las piernas. Yo aparqué donde nos habían recomendado en el briefing el día anterior, yendo por la calle Allersberg, metiéndome por un barrio residencial que está situado detrás de un McDonald’s y una gasolinera, no tiene pérdida.

Fui hacia la meta andando y animando a los corredores ya con el fin cerca y a buscar sitio en la grada del pequeño estadio que montan, donde debido a que es una prueba tan larga y los participantes llegan de forma tan escalonada, es fácil coger un buen sitio (quizá para ver a la élite si haya más problemas de hueco, no lo sé!).

¡La llegada a meta es impresionante! Disfrútala, emociónate y si es posible, graba buenos vídeos (aunque luego la organización hace un montón de fotos y vídeos que puedes comprar).

Consejo nº 6: Si te colocas en la grada que está justo detrás de meta, podrás hacer muy buen vídeo, grabando la entrada, se ve de fondo la pantalla con las imágenes de la organización y sobre todo lo que más ilusión me hizo, podrás bajar a pie de pista y darle un achuchón sudado a tu atleta antes de irse a la zona de recuperación.

Ahora ya solo queda esperar a que salga de la zona de recuperación, rezar porque me saque algo de picoteo para cenar y ofrecerle mi hombro para llegar hasta el coche, jejejeje.

En resumen, una experiencia increíble, un orgullo haber llegado hasta allí y poder celebrarlo con mi FINISHER!!!!!!!!!!!

IMG_20150712_165421

Algo me dice que no va a ser la última vez que acompañe a Gerar a un ironman, así que volveréis a leerme!

Un abrazo, Sandra Anoukira.

Sí, soy un Finisher.

“Roth is Roth” (Sr alemán con bigote)

Antes de empezar con la crónica he de gritar “¡¡Soy un puto FINISHER!!”, bien, ahora ya puedo seguir.

“Roth is Roth, no te preocupes por nada”, esa es la frase que dijeron en el briefing para decirte que te estés tranquilo (como si estuviésemos nerviosos…). La entrada al pueblo en coche ya te da un aviso de lo que te espera, empiezas a ver pancartas cruzando calles por todos lados con el lema “Welcome Triathletes” o “We are triathlon” y se te ponen los pelos de punta.

Llegamos el jueves por la tarde y ya se veía ambiente. Si vas con furgoneta o caravana como nosotros tienen distintas áreas para que acampes gratuitamente. El jueves fuimos a la que tienen preparada a 300m de la salida de natación en Hilpoltstein, quería verla ya por organizarme mentalmente la noche del sábado y la gran mañana del domingo. Como podéis ver en la foto no se andan con chiquitas, hay sitio de sobra para todos.

IMG_20150710_084708

Tienes baños químicos por todas partes y duchas en la T1. Las duchas son las de la carrera por lo que no te esperes las de un hotel, pero vamos, que ya me parece un lujo que te pongan zona de acampada gratuita con baños y a 300m de la salida.

El viernes por la mañana nos fuimos a Roth a ver la Expo y vimos que hay pegado a todo el tinglado de la meta y los puestos otra zona de acampada con baños y lavabo. Esa noche la pasaríamos allí.

Yendo a la Expo subidón total, ya se deja ver el mini estadio que montan, pancartas, puestos, carpas… Eso es un circo, un parque de atracciones para triatletas. Por compararlo con algo sería como en las series mundiales en Madrid en la Casa de Campo pero multiplicado por cuatro.

Hablando con un vasco me dijo que ya era su quinta vez y yo le dije que era mi primer Ironman; me puso careto y me dijo “joder, te estrenas a lo grande. Pues que sepas que esto ya no lo vas a ver en ningún otro”. Me estaba quedando claro según iba viendo todo.

IMG_20150710_105123IMG_20150710_112312IMG_20150710_115635IMG_20150710_124542

Fuimos a la carpa para inscribirme y que me dieran el chip, la pulsera, una mochila de regalo y las bolsas para la transición. Primer susto, la alemana diciéndome que necesita una cosa que no tengo pero no nos entendíamos en inglés ( y eso que llevo a Sandra que es mi traductora personal) y yo ya con sudores fríos. No pasa nada, Roth is Roth, me mandan a otra fila que el chico habla español. Me dice que necesita una tarjeta o algo de la federación donde pueda comprobar los datos que le salen en la pantalla. Yo le explico que la federación Madrileña de triatlón son unos tristes y unos cutres, que no nos dan nada de nada, que nos dicen que usemos  nuestro número del DNI. A todo esto seguro que yo soy un gañán y tenía que llevar impreso de la web algo. Unos catalanes que tenía al lado me dicen que llame a la federación y que les diga que me manden al correo lo que me piden. Me conecto a internet y veo en la página de la federación que la atención telefónica es por las tardes de lunes a jueves de 17h a 20h, sin comentarios. Trasteando por la web consigo meterme en mi club, perdón, súper club “TRIATLÓN FUENLABRADA”, y me encuentro. Le enseñé el móvil al chico con la web y mis datos y ya con eso le valió. Menos mal, vaya rato tonto y malo pasé. Lo bueno es que como los voluntarios son todos tan majos y se vuelcan tanto y la organización es tan excelente es imposible pasar a un ataque de histeria como te pasaría en España (y que me perdonen mis amigos voluntarios o los que organizan eventos los pobres, pero demasiadas malas experiencias) .

Una cosa menos, cuanto más cerca estás del gran día más deseas verte en la meta con todo ya cerrado sin que haya pasado nada. Vi en información una pizarra con la temperatura prevista del agua y finalmente parecía que se iba a nadar con neopreno, vaya tela con la ola de calor que nos ha tenido a todos acojonados pero bien.

IMG_20150710_122137

Como dice mi hermano, somos los dos como si tiras al agua a la Venus de Milo, de granito y sin brazos, así que menos mal que se iba a nadar con neopreno. Ya el sábado se hacía el check-in de la bici y se quedaba todo cerrado, solo quedaría descansar. Pero ahora quedaba la “Pasta Party”.

Una cosa importante a tener en cuenta son los horarios, allí la gente tiene vida social y familiar y por lo tanto a las 18h como mucho está todo cerrado y como ya sabéis comen y cenan mucho más pronto que nosotros; esos días hay que adaptarse. La “Pasta Party” comenzaba a las 18h, no teníamos mucha hambre pero procuramos comer pronto por lo mismo. Para el participante es gratis y para el acompañante son 15€. Había 4 tipos diferentes de pasta y de salsas, ensaladas y bebida de todo tipo como cerveza sin alcohol, refrescos, zumos de muchos sabores, leche de coco, de almendras y también muchos tipos de postres. Todo muy bien organizado, hasta con música en vivo. Yo me cogí pasta con espinacas y la salsa elegí una pero me eché poca por si acaso. Días antes de la carrera hay que experimentar lo menos posible. En resumen todo muy rico, mucha variedad y cantidad, nos fuimos muy satisfechos.

IMG_20150710_180528

El sábado por la mañana a las 12a.m era el briefing en español en la Expo en Roth. Allí había quedado con Víctor que es otro compi de mi club que también se estrenaba. Vi a uno con una camiseta que decía “es difícil vencer a quien nunca se rinde”. Lo comento porque luego esa frase me ayudaría en la bici. Un detalle bueno en el briefing fue que explicaron muy bien como seguirnos en carrera los acompañantes, a los otros Ironman, en este caso Sandra, la irongirl que me siguió durante 13h. Iré comentando todo cuando cuente mi carrera para que sirva de ayuda a futur@s ironacompañantes. Aunque lo mejor será que os lo cuente Sandra, se ha animando y ha escrito un post sobre ello la crsck: Acompañantes de hierro.

Para hacer el check-in de la bici puedes dejar el coche en dos parking, tranquilo que está todo muy bien indicado, es imposible perderse. Una vez aparcado solo es andar un poco hacia la T1.

Aquello es espectacular, ver el ambiente y ya todas las bicis colocadas y la sensación de que ya está todo hecho, ahora sí que sí.

En el check-in tenías que ir ya con el chip puesto y dejar la bici, el casco y la bolsa roja para cuando salieras del agua. La bolsa azul la dejabas en un camión para que te la llevasen a la T2 y la verde que es la de la ropa para el final de la carrera en otro camión. Tras dejar todo nos hicimos unas fotos Víctor y yo para el club y nos despedimos, cada uno a su cueva a descansar y a no hacer nada concentrados en la carrera.

Cené temprano y a las 22h ya estaba en la cama con el despertador puesto a las 4:30 para desayunar 3h antes de mi salida. La suerte de dormir a 300m de la salida es que no te tienes que meter el madrugón pero yo me lo di. Si vienes de Nuremberg hay que madrugar porque llegado a Roth y de camino a Hilpoltstein se forma caravana y te pueden entrar los nervios nerviosos.

Sorprendentemente no me encontraba muy nervioso, al menos tanto como me espera. Estuve por la tarde repasando toda la carrera, circuitos, etc. con las hojas que me había impreso Sandra. Visualicé las transiciones y ya poco más podía hacer, intentar dormirme y dejar de pensar en la carrera. Cada uno tendrá sus trucos, yo hice lo de siempre cuando necesito relajarme y dejar de pensar en algo: me puse los tres movimientos del Concierto de Aranjuez. Mi mente solo se centra en el va y ven de todos los instrumentos y no me deja pensar en otra cosa. El concierto de Aranjuez completo dura 20′, calculo que a las 22:30 ya estaba roncando así que de lujo, objetivo dormirse pronto conseguido.

A las 3:30a.m me desperté y ya esa hora la mal dormí. A las 4:30a.m en pie, me hice el desayuno y ya nos fuimos a los boxes que teníamos hasta las 6:15a.m para ultimar detalles ya que los primeros del agua salían a las 6:30a.m. Tras comprobar que todo estaba correcto en la cabra y dejar bien preparado el casco y el portadorsales nos fuimos un momento a disfrutar como espectadores. Aquello es espectacular, ver el puente atestado de gente, la orilla llena, los globos aerostáticos, la música épica de fondo sonando por megafonía, escuchando los fogonazos que dan la salida cada 5 minutos y tú ahí siendo consciente de que en un rato vas para allá a vivir la experiencia.

IMG_20150712_062658 IMG_20150712_062709

Yo salía a las 7:40a.m, me fui con tiempo a la furgo a ponerme parte del neopreno y ya una vez en la salida me lo terminé de poner y al lío. Ya os contará Sandra pero consiguió meterse hasta la misma orilla de la salida.

La salida del agua de Roth es muy limpia ya que se sale en tandas de 200 personas. Fogonazo y comienza el sueño. Todo bastante bien en la salida y dirección al primer puente donde se da la vuelta que parece que no llegas nunca a él. Siempre que sacas la cabeza le ves igual de lejos. En algún momento me agobió un poco el calor pero al girar en el puente te daba la sombra y mejor. Me fui tres veces a la orilla sin darme cuenta y en una de ellas debí golpearme un dedo del pie pero no me enteré. Como soy un paquete nadando los buenos de las tandas siguientes a la mía me cogían y adelantaban. Recuerdo a uno que me pasó por encima de la cadera como una lancha. De camino al segundo puente tuve un momento de “estoy hasta los webs de nadar” pero según te acercas empiezas a oír el ambiente, a la gente del puente, la música y te emocionas y tiras a rematar la faena. Pasas por debajo del puente y luego vuelves a pasar y al poco tienes la salida. Tras salir miré el reloj y vi 1h28′, me hubiese gustado hacer un poco menos pero las tres veces que me fui a la orilla me penalizaron, pero vamos, que me puedo dar con un canto en los dientes.

Salí del agua y cogí mi bolsa de transición y al entrar en la carpa vi que había mucha gente y no me preocupé por enganchar a ninguna voluntaria. Mal hecho por mi parte porque con los nervios vi el bote de la crema y pensé que daba igual porque me había dado por la mañana antes de ponerme el neopreno y la lié. Llevaba el traje de tri puesto y el trozo de espalda que te deja al descubierto seguro que Ia voluntaria me hubiese untado bien y yo ni caí en esos momentos y por la mañana no me di en esa zona porque tampoco caí con los nervios. El resultado fue paletilla a la parrilla…

Me calcé rápido, me tomé un gel y le di la bolsa con el neopreno a una voluntaria. Ya estaba en la bici, ahora tocaba disfrutar o al menos eso suponía. A los pocos km entro en un pueblo con mucha gente animando y de repente oigo mi nombre y apellidos por una megafonía a toda ostia, y claro, te flipas no, lo siguiente. Todo iba perfecto, gozando de la carrera y a una media de algo más de 32km/h tal y como tenía planeado. Es una pasada ver en todos los pueblos a la gente fuera de sus casas en mesas y con sus jarras de cerveza animando a todo el mundo.

orig-CRHO5274

Me adelantó algún quad con varias ruedas de bici enganchadas atrás, pasé distintos puntos donde había mini talleres montados bajo un cenador, avituallamientos cada 17,5 km, todo te hacía sentirte muy seguro. Pero hay algo que Roth no podía hacer por mí y es controlar mi estómago. Llevado poco más de 2h de bici, antes de los 70km, empecé a sentir náuseas y una sensación rara en la boca del estómago. Resultado: no podía ingerir ni agua ni sólido. Todo lo que me metía mi cuerpo lo rechazaba. Me quedaba poco para llegar a la mítica Solarer Berg así que intenté pensar en ello y no centrarme mucho en mi problema porque no pintaba bien. Antes llegas a Kränzleinsberg que es como un adelanto de Solar, megafonía y mucha gente a ambos lados animando mientras subes. Después llegué a Solarer Berg y allí estaba Sandra con la cámara preparada para grabarme un vídeo fantástico subiendo la cuesta, nos saludamos y fui de lleno a disfrutar de la ansiada experiencia de subir arropado por la ola de gente. Eso es increíble, una locura, de repente te ves en un pasillo de gente gritando y animando como loca, un pasillo en el que ni puedes adelantar y ni te pueden pasar, sólo cabe un ciclista, hay que vivirlo.

IMG_4763IMG_4765

Pasado Solarer Berg mi cabeza volvió a mi estómago y no pintaba nada bien, no se me pasaba. Desde ahí ya todo fue una odisea. Volví a ver a Sandra en el km 83 mas o menos y me daba fuerzas saber que estaba ahí haciendo su otra carrera. Intentaba beber sorbitos pequeños porque algo tenía que meter. Seguía con las náuseas. En el km 100 me paré para intentar vomitar, necesitaba poder comer, ya empezaba a sentir la pájara. No hubo manera, en el km 140 lo intenté de nuevo, me metía los dedos hasta la muñeca pero nada. Desesperado me centré en intentar terminar la bici. Iba jodido, sin fuerzas y se me estaba haciendo eterno. Hubo un momento cómico, me acordé de verano azul y me puse a silbar la melodía, reír o llorar. Me dije, qué gracioso un tío en un Ironman con su cabra, su casco aero, etc y a ritmo de paseo y silbando la melodía de la serie. Hubiese sido más gracioso verlo en otro pero bueno, lo importante era sacar fuerzas de donde fuera. En ese momento se me vino a la cabeza la camiseta del tío del briefing “es difícil vencer a quien nunca se rinde”, el truco era no rendirse pensé. No podía hacer nada, ya solo dar pedales y esperar a que pasaran los km, eterno.

orig-CRHJ4923 orig-CRHR0893orig-CRHS2947orig-CRHL4739 orig-CRHM3899

Ya casi terminando por fin, a unos 200m de llegar a la T2 adelanté al dorsal 103. Yo iba pensado en lo jodido que iba, me iban a salir 7h de bici cuando la idea era haber bajado de las 5h40′, 7h mortales apajarado sin poder tomar nada y ahora me tenía que correr una maratón. Pues de repente adelanto a esta persona y veo que lleva en la bici delante a su hijo con parálisis cerebral. Igual que la imagen mítica del conocido como “Ironwar” de Hawaii en el 89. Fue un punto de inflexión en la carrera, yo pensando que iba jodido y veo esta imagen. Rompí a llorar, a llorar mucho y me dije ¡vamos joder!. Ya no tenía excusa.

Al llegar a la T2 un voluntario se llevó mi bici y busqué a la voluntaria alemana pibón rubia de ojos azules que tanto habíamos comentado días antes que me iba a tocar, con la coña de que me iba a quedar en pelotas delante de ella. Pues bien, me tocó una señora mayor jaja. La mujer una máquina, vacío la bolsa entera y se puso a colocar todo por orden para que me fuera vistiendo. Cuando me fui a quitar el traje de tri la miré y la dije “sorry”, por lo de que me iba a quedar en pelotillas y la mujer me respondió riéndose “you’re not the first one”. Vi que puso cara de horror al mírame la paletilla a la parrilla y se puso a echarme crema en cantidades industriales. Yo ahí todavía no era consciente de mi achicharramiento. Luego pusimos los dos careto cuando me quito los calcetines y vemos que tengo un dedo del pie completamente entero morado.

IMG_20150713_014209

Estoy convencido de que me lo tuve que golpear en el agua con las rocas en una de las veces que me fui hacia la orilla. En la bici había notado algo pero no me esperaba eso… La mujer en lo que yo me ponía el top se puso a ponerme los calcetines para que no perdiera tiempo o porque quería dejar de verme el dedo pocho. Son unas máquinas, trabajan como los que cambian los neumáticos en la F1. Por último me dio la gorra y las gafas y salí “pitando” tras darle repetidamente las gracias.

Leí en un libro un buen consejo, al llegar a las transiciones olvida totalmente el segmento anterior y céntrate en el nuevo. Salí en mi cabeza como si no llevara 7h de bici y hora y media de agua. Empezaba la maratón, mi terreno. Tenía al padre y al hijo de nuevo delante mía, la gente les aplaudía como locos y yo hacía lo mismo justo detrás de ellos. Vi que milagrosamente el dedo no me molestaba para nada y las piernas me iban bien de momento así que me puse a 4’50” y probé a ver. El cuerpo me respondía y pude empezar a meter algo al estómago. Había avituallamientos cada 2,5km, una pasada. Intenté recuperar mi planning de alimentación en la carrera ya que también leí que pasara lo que te pasara era muy importante no salirte de él. En el km 4 sabía que estaría Sandra. Necesitaba verla para recibir su motivación. Me paré a darle un beso y le dije que había tenido problemas en la bici pero nada más, no quise preocupar al personal. Detrás de ella vía online había un ejército siguiéndome y ella era la corresponsal. Conseguí pasar por el 10k en 50′ justos lo cual me sorprendió, había ido a 5′ el mil después de la que llevaba encima. Luego me fui cayendo pero aun así pase por la media en 1h58′. Ahí estaba Sandra de nuevo, ¡subidón! En esos momentos mi objetivo mental era llegar al km 30. Pensaba que si llegaba ya lo tenía hecho, he corrido mil veces 10k y los otros 2km restantes me llevaría la gente de Roth, hay que engañar a la mente como sea, incluso me planteaba apretar en esos 10k jaja, iluso. Justo ahí me puse junto a un alemán y nos fuimos dando relevos hasta el km 27. El tío muy majo, sin decirnos nada nos entendimos perfectamente y nos íbamos alternando haciendo de liebre. Gracias a ello pude ir a una media de 5’40” durante ese tramo. Se me empezó a ir y me caí a 6′.

IMG_20150712_132707 IMG_20150712_132743

Ahora tengo un poco de lío pero creo que fue por el km 31 que me empecé a encontrar mal, al malestar continuo del estómago se le unió una sensación de mareo y mal cuerpo y me acojoné porque sé de un amigo que otro año en el km 38 se desmayó y se despertó en el hospital. Así que por prevenir y por miedo decidí ponerme a andar un rato. Anduve creo unos dos km y me paré de nuevo en un baño a intentar vomitar, necesitaba quitarme ese malestar pero nada, no había manera. Volví a ponerme a correr y entre el km 37 y el 38 me paré de nuevo a intentar vaciar mi estómago, ya fue un poco en plan “por mis cojones” que vomito y entro en la meta con otras sensaciones. Según mi gente me dijeron que estuve parado casi 20′ en el seguimiento de la web, los pobres sufriendo viendo que no avanzaba quedándome tan poco. Luego en mi reloj pude ver que estuve un cuarto de hora o mas intentándolo y lo único que conseguí fue echar un pelín de nada de líquido. Frustrado y sin ser consciente del tiempo que llevaba intentándolo salí y me dije, “¡a disfrutar de la gloria!” Y me puse de nuevo a correr ansioso por llegar a la meta.

En cuanto entras en el pueblo ya sabes que lo tienes hecho, se te pone la sonrisilla en la cara y empiezas a ser consciente de que lo vas a lograr. Una vez dentro de Roth entras en una plaza la cual rodeas y que está llena de mesas interminables llenas de gente con sus cervezas animándote en plan salvaje. Las sensaciones son indescriptibles, de repente no te acuerdas ni de tu estómago, ni de tus maltrechas piernas ni de nada, simplemente estás viviendo un sueño. Tras salir de la plaza y correr por unas calles haces un giro y ves a lo lejos la entrada al mini estadio del triunfo con ese letrero de “Congratulations, you did it”. Esta foto es justo en ese punto, ¿no parece que lleve 13h de competición y de que lo haya pasado tan mal verdad?

orig-CRHZ5347

También hay que decir que como buen triatleta soy un profesional del postureo y vi al cámara…  Tras pasar por debajo de esa puerta entras a la zona de gradas y te empiezas a ver en una pantalla gigante mientras oyes por megafonía tu nombre y apellidos. Toda la gente gritaba, me miraba a mí mismo en la pantalla viendo mi gran momento a la vez que lo vivía, era un momento de éxtasis puro y sobre todo de rabia, rabia contenida que solté al haberlo conseguido después de la odisea vivida, haciendo todo el recorrido apretando los puños y al grito de ¡¡SIIIII, SIIIIII!!

orig-CRHW0267

Al entrar por la meta sensaciones de todo tipo pero sobre todo la de estar muerto. Escuché a Sandra que estaba en la grada justo en frente y fui a darle un beso de Ironman. No podía ni hablar. Lo primero que me salió fue preguntarla por mis amigos que hacían a la vez el Ironman de Vitoria, mis hermanos de armas en tantas salidas y entrenos. Pensé en ellos durante la carrera continuamente. Por suerte no pasaron lo que yo e hicieron todos la carrera de su vida, otra alegría más. La siguiente frase que me salió fue “estoy muy cansado”, ahora lo pienso y me hace gracia, como para no estarlo. Me despedí de Sandra y me fui a la carpa donde te daban de comer, masajes, regalos, diploma, podías consultar tus tiempos, etc. Un consejo es quedar fuera de la carpa en algún sitio porque es difícil verse con tanta gente. Luego fuimos a por la bici y nos volvimos al estadio a disfrutar del colofón final con los fuegos artificiales.

En total 13:14:39 con 1:28:45  en el agua, 7:05:15 en la bici y 4:29:44 en la carrera.

“Es difícil vencer a quien nunca se rinde”

Si has llegado hasta aquí enhorabuena, eres un Ironreader!!

Aquí os dejo el video resumen de mi aventura. (Me han quitado el audio que ya te me curré y ahora es un truñaco pero juro que se salía) 

Cuánto vale hacer un ironman?

“No gastes el dinero en cosas materiales, gástalo en experiencias”

Estoy totalmente de acuerdo con la frase pero en la mayoría de los casos para vivir una gran experiencia hay que invertir en cosas materiales. Entonces, how much? Pues a ver, así a ojo… un cojón. De hecho si lo haces te recomiendo no calcular cuánto te has dejado porque a mí ahora mismo me están entrando unos sudores muy chungos. Prepárate a soltar la gallina. Habrá momentos de soltar mucha pasta y otros en los que no te das cuenta pero te estás desangrando igual.

Es bueno que sepas que vas a leer cosas en las que dirás que soy un cutre y un rata, pero es que lo soy. 

Voy a hacer un listado de un caso como el mío, yo casi todo es comprado de segunda mano o en outlets, factories, etc. Pondré también el precio original de las cosas para quien pueda comprarlo y quiera todo nuevo que se haga una idea. Igualmente diré lo que es esencial y lo que se puede evitar. En el triatlón hay mucho postureo y se te va un dinero que me mareo. Eso ya es cosa de cada uno.

Empezamos con la lista de la compra:

– Cabra 1850€ (pvp original 2700€). Yo me la compré del 2014 cuando salían las del 2015 y la verdad que te ahorras una pasta. Rebuscando en internet y con un grupo menor las tienes más baratas, las llegué a ver nuevas por 1200€. Luego siempre tienes la opción segunda mano o la más barata que es no comprarte una cabra y hacer la carrera con la flaca, le pones unos acoples y listo. Este es el mayor gasto, yo lo medité mucho porque me parecía un pastizal pero he de decir que es el dinero mejor invertido en mi vida hasta la fecha. Me hace tan feliz salir con la cabra que eso no tiene precio, está más que bien pagado, ahora no me duele nada haber soltado el dineral.

– Flaca 675€ (pvp original 1090€). Aquí invertí lo menos posible ya que era mi primera bici de carretera y no sabía si me iba a gustar y ni si la iba a usar mucho. Tras probar la carretera y descubrir lo maravilloso que es ya empecé a darle vueltas a lo de la cabra que era realmente lo que siempre quise.

– Ruedas de perfil de carbono 450€ (pvp original más de 1000€). Yo tengo un dicho que es que cuando te rodeas de gente buena te pasan cosas buenas. Me las vendió un gran amigo con los que entreno. No son esenciales pero ni la cabra lo es, ahora, insisto que es invertir en felicidad.

– Sillín Adamo Prologue 15€ (pvp 130€). Comprado en Wallapop, entiendo que es una imitación por el precio pero es igual que el original, idéntico vaya y no me ha dado ningún problema. Sí, soy un cutre. 

Casco Speedster 120€ (pvp original 169,95€). Este me lo regaló mi novia, la perfecta. En Amazon 50€ más barato.

2015-casco-speedster

– Zapatillas ciclismo triatlón. Precio desconocido porque fueron un regalazo de Víctor. Si te compras unas normales vamos a poner una media de 100€ tirando por lo bajo. Yo me compré unas zapatillas de tri en Wiggle de su marca Dhb que dan juego y eran muy baratas, unos 40€.

– Neopreno 2XU R:2 150€ (pvp original 400€). Os acordáis del ser excepcional que me vendió las ruedas? pues antes de conocerle sin saberlo me vendió también el neopreno.

– Gafas de natación polarizadas Zoggs Predator 21€ (pvp original 42€). Hay una oferta en Wiggle de 3×2, seguro que conoces a dos que quieren unas. Recomiendo una gafas polarizadas porque luego nadando en aguas abiertas como te de el sol no ves una mierda y mucho menos las boyas.

Zoggs-Predator-Flex-Polarized-Goggles-Swimming-Goggles-White-Grey-Red-303847-1

– Suunto Ambit2 S Hr 250€ (pvp 330€). Un reloj de tri lo recomiendo, si te lo puedes permitir yo me pillaría el Garmin 920xt que además ya lo hay por ahí por 330€. Yo tampoco es que sea un loco de las gráficas, etc y para mi uso este es perfecto, la verdad que son un lujo estos relojes, una pasada.

– Asics Cumulus 94€ x 2 (pvp original 130€). Te vas a pulir dos pares así que más vale que salgan bien de precio. Yo voy al Asics factory que hay en el Nassica en Getafe. Regalo de mis padres. Hay que aprovechar cumpleaños y reyes para ahorrarte todo lo posible jeje.

Top 2XU larga distancia 30€ (pvp original 77€). Por poder puedes correr con una de atletismo de tirantes pero yo quería llevar bolsillos para mis “drogas”. La encontré así de barata y sin gastos de envío en Bulevip.

2xu mt2850d perform singlet 2014 white white

– Pantalón Nike larga distancia 20€ (pvp original 45€). Igual, con bolsillos y ajustado. Tienes Nike factory en el parque oeste de Alcorcón, en el Nassica de Getafe y en Rivas en el H2O (fuera de Madrid ni idea).

– Gafas para correr y bici. El casco ya me trae visera y para correr no suelo usar pero la mayoría de la gente sí. Lo que te quieras gastar, como todo.

– Portadorsal compressport 12€ en cualquier sitio.

– Inscripciones: MD Sevilla 86€, MD Salou 165€, Challenge Roth 480€.

– Alojamiento para dos personas: MD Sevilla 68€ dos noches con Airbnb, es una app de gente que ofrece su casa, muy económico y pude coger al lado de la salida. MD Salou 114€ dos noches en hotel 3 estrellas. la organización te ofrecía uno pero encontramos este al lado de la salida y más barato, mira siempre antes que el de la organización no tiene por qué ser el más económico. Challenge Roth pues aún no lo sé pero ya os contaré.

No he añadido cosas como los portabidones, cámaras, bomba, bolsa para comida y demás accesorios para la bici donde sin darte cuenta te dejas otro sueldo. En el medio de Sevilla para terminar la sección de la bici nos metieron por un camino de cabras pero de las de verdad, de las que tienen perilla y perdí todo lo que llevaba atrás del sillín. Eché cuentas y 70€ en total a tomar vientos que aún me escuecen. Hay gente que contrata a un nutricionista y un entrenador para que le lleve el planing. Yo no tengo pero es dinero importante al mes que sumar. También la cuota del club y federarte, accesorios para la natación… y un no parar. Tenlo en cuenta. Me dispongo a hacer la suma, miedo me da.

TOTAL: 4734€

Necesito un descanso, voy a un rincón a llorar y ahora vuelvo.

Para redondear, sumando todo lo que nos hemos dejado más lo que me queda del viaje a Roth lo dejaremos en 5000€, que sé que es más pero me niego a seguir torturándome.

Necesito otro descanso, no me encuentro nada bien…

Si alguien quiere, que haga la suma con los precios originales, yo ya ni me atrevo. De todas formas es muy posible que muchas de las cosas ya las tengas o te hagan el apaño. Visto así es una locura, si te increpan por ello, siempre puedes tirar de la frase “¡otros se lo dejan en alcohol, drogas y putas!” y te hace sentir algo mejor, es un consejo.

Yo creo que haciéndolo super low cost los 2000€ mínimo no te los quita nadie. Un ironman es caro, no hay que darle más vueltas, así que entrena como una perra que si después de ver lo que te has dejado no lo terminas la depresión que te tiene que entrar debe ser curiosa.

Ser o no Finisher

“Todo es cuestión de entrenamiento. Si se entrena, se puede.” (Sergio Quesada)

Mi primer triatlón fue un super-sprint en el parque ferial Juan Carlos I en el 2011 con mi hermano y mi primo Sergio. Mi primo Sergio hizo más tarde uno distancia sprint lo cual nos parecían ya palabras mayores. Fui a verle a la casa de campo y recuerdo exactamente sus palabras al terminar: “primo, esto mola mucho pero es muy cansao”. En esos momentos nuestro sueño loco era llegar a hacer un olímpico, un medio Ironman nos parecía imposible y un Ironman ni se mencionaba, eso era cosa de dioses, en la vida me lo hubiese ni tan siquiera planteado. Más adelante con algún sprint ya hecho (con nuestras bicis de montaña) es inevitable hablar del Ironman, imaginártelo como debe de ser hacer uno y terminarlo. Digamos que te empiezas a sentir triatleta y la mente empieza a soñar. Todos seguíamos teniendo claro que un Ironman en la vida! pero sin ser conscientes el camino estaba empezando. Mi primo era el único que veía algo de luz en el asunto, decía que todo era cuestión de entrenamiento.

Imagino que toda persona que haya hecho un triatlón habrá pensado en el ironman en algún momento aunque sólo sea de refilón, así que cuidado, si eres de esos tal vez termines haciendo uno.
He de decir que mi objetivo esta temporada era la de hacer mi primer medio, bueno, uno o dos triatlones de media distancia. Hacer el MD de Sevilla y el MD Challenge Salou. Tras verme qué tal en ellos, ya pensar tal vez en el ironman para el 2016. Pues quiso el destino que en la inscripción del Challenge Salou me tocase una plaza para Challenge Roth!!! no una plaza como tal, un slot challenge, es decir, enhorabuena! te dejamos pagar 480€ y tienes tu plaza asegurada para participar en el Challenge Roth el 12 de julio de 2015. Para quien no lo sepa conseguir plaza para Roth es como conseguir una entrada para ver a U2. En la edición del 2014 las inscripciones para individuales se agotaron en 2min 9 sg. Hablamos de la meca del triatlón, del disney world del triatlón (como bautizó Víctor que lo vivió en sus carnes), de la mítica cuesta Solaraberg Hill donde el público sólo deja hueco para un ciclista y la subes de uno en uno arropado por todos y es que van ni más ni menos que 250.000 espectadores a Roth.

Solaraberg Hill

De locos es hacer un ironman pero más de locos es desperdiciar una ocasión así.
Coincidía que Víctor iba a hacer el IM de Vitoria que es el mismo día por lo que podría entrenar junto a él. Tras preguntarle si me veía preparado para un ironman me vino a responder más o menos con las palabras de mi primo: “si lo entrenas, estás”.

Ahora yo te digo estas palabas: “Si yo puedo, tú puedes”. Así de claro te lo digo, pero ahora, hay que tener varios factores en cuenta. Yo lo primero que hice fue sentarme con mi novia, no la dije el típico “tenemos que hablar” por no acojonarla pero es que no sé que llevarían peor, si dejarlas o decirlas que te vas a preparar un ironman. Yo por suerte mi novia es perfecta y dijo que me apoyaba totalmente (y de verdad, se está ganando el cielo y parte de la galaxia). Es importante hablarlo con la pareja pues van a ser 8 meses donde te vas a dedicar básicamente a trabajar, entrenar e intentar recuperar. Esto se resume a verte poco o menos, a cambiar prioridades y exigir un alto grado de comprensión continuamente a la otra persona. Es complicado y digamos que casi hay que formar un equipo, el ironman si tienes pareja no es cosa de uno, es de dos. Lo vais a vivir y a sufrir juntos. Prepárate para momentos como por ejemplo estar cenando fuera un sábado y sólo tener en la cabeza que te quieres ir cuanto antes porque mañana te tienes que levantar a las 7:30a.m para ir a hacerte 3h30´ de bici y 50´ de carrera. Por ello también hablé con mis amigos y les dije que en estos meses me iban a ver poco.
Hablamos de un ironman, se necesita constancia, dedicación y mucha fuerza de voluntad. El entrenamiento no es sólo físico, también es mental. Hay que conseguir ese equilibrio y es mucho más fácil si la gente de tu alrededor te apoya.
Otro factor importante es el tiempo. Ten en cuenta que tus semanas van a tener entre 10 y 15h de entreno. Lo mejor es entrenar por tiempo y no por km. Pensar en voy a correr tanto tiempo o voy a hacer tantas horas de bici y que salgan los km que salgan. A la hora de organizarte con la familia y trabajo es mucho mejor. Yo en mi caso particular incluso he cambiado con un compañero de trabajo el turno para ir siempre de tarde y así poder dormir y recuperar bien y organizarme mejor los entrenos.
Otro factor no sé si personal pero para mí fundamental es la alimentación. En mi opinión hay que saber alimentarse muy bien si te vas a preparar un ironman. En mi caso considero que un 60% o más de mis resultados es por la alimentación. La alimentación de antes, durante y de después de un entreno para mí es clave. Haré un post hablando de mi alimentación ya que he mejorado radicalmente.
Otro tema es que yo me buscaría un club de triatlón por dos motivos, el primero por federarte, vas a pasar muchas horas en la carretera con la bici y Jimi Hendrix o cualquier otro Dios no lo quiera pero si te pasa algo estás cubierto. Tiene otras ventajas pero para mí la principal de federarte es esa. El segundo motivo es la gente, vas a aprender de ellos, a poder salir juntos sobre todo con la bici que es importante (ir solo en la carretera entrenos de más de 3h no mola), te van a entender tus neuras, tus dolores, te vas a reír y básicamente son personas con las que compartir tu misma aventura. Yo pertenezco al insigne club Triatlón Fuenlabrada, llevamos dos años desde que nacimos y estamos empezando pero ya somos una gran familia de la que he aprendido muchísimo, hay cada frikazo de admirar y somos todos la ostia y punto.

Logos_yo_TRI_FINAL-02

Mi caso es particular porque realmente entreno con Víctor, mi maestro, y su grupo de amigos los cuales ya son también los míos; todos se están preparando un ironman y es perfecto. Te vas a pasar muchas horas entrenando con gente con la que terminarás haciendo una gran piña. También te digo que conozco por ejemplo el caso de un compañero de trabajo que se preparó Lanzarote él solo y a su bola pero yo te recomiendo un club o al menos tus colegas de siempre.

Y otro post que voy a mostrar a continuación de este escrito es sobre otro factor importante a tener en cuenta, el económico. Quieras o no, hacer un ironman es caro y hay que pensar también en ello.
Como ves por poder se puede pero esto es serio, vas a cambiar de vida durante 8 meses y el resto es entrenamiento. Te ves preparado? pues adelante.

Presentación.

Saludos a tod@s! me presento, soy Gerar, triatleta que peta hasta la meta y canicrosero lisonjero. Se podría decir que lo mío es correr. Había probado el triatlón y sin duda engancha pero no estaba de lleno aún volcado en él. Del atletismo descubrí el maravilloso mundo del canicross y el destino quiso que llegase al club donde corro con mi perro un tal Víctor, mi maestro, finisher de Lanzarote y Roth y un sabio del mundo del triatlón. Sin quererlo ni beberlo y casi sin tiempo a soñarlo aquí estoy contando mi experiencia hacia lo que está siendo el mayor reto deportivo de mi vida, mi camino hacia el ironman de Roth.

Quiero expresarlo de modo que sirva de ayuda para todo aquel que se esté planteando hacer su primer ironman. Especialmente para gente pardilla o novata como yo. Son muchas las dudas que te surgen, las preguntas, etc y espero solventar algunas con este blog en diferentes apartados.

Sin mas dilataciones comienzo con el parto.